Un día cualquiera

Para mi, viajar no significa solamente hacer cientos de kilómetros, o irte muy lejos para descubrir lugares nuevos, también significa disfrutar de las cosas que ves y de los momentos que cada día te puede aportar. Así es que, un día cualquiera, puede ser una aventura.




Hace unos día estuvimos en el embalse de Almendra (Zamora-Salamanca), un lugar estupendo para perderse, pasear, darse un chapuzón y disfrutar de un día en la naturaleza.

 





Como podéis ver, Queca disfruta de cada instante como nosotros, y que decir de su casa con ruedas... con nuestra célula Uro-Camper, todo es más fácil.


Existen lugares a los que sueles ir y siempre es diferente, el viento, la luz, el sitio que eliges. Cada momento que vives, es único y especial. En esta nuestra "playa particular", disfrutamos de unos atardeceres maravillosos, del silencio y la energía que se desprende, es un rincón increíble.


Seguro que todos téneis un lugar especial, aquel en el que recargáis las baterías para continuar el día a día, el camino que os lleva a conectar más con vosotros mismos.




2 comentarios

  1. Si, hay lugares, que están ahi, casi a la vuelta de la esquina, a los que vuelves una y otra vez, y siempre te sorprenden por su grandeza, sus silencios, y su naturaleza desbordante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bonito tener lugares así, a los que siempre puedes volver. Un saludo Carmencita

      Eliminar